Maruja Torres: perdón por opinar

Hay personas a las que no hace falta definirlas, por lo menos no con palabras. Maruja Torres nos dice en algún momento de la charla que se siente viva y curiosa. Nunca dos adjetivos han reflejado mejor la sensación que te queda tras un encuentro con ella. Estar vivo no es fácil; a lo largo del día nos encontramos con demasiados muertos vivientes que transitan por las calles, que salen de las oficinas, que planean unas vacaciones tediosas en familia. Estar vivo es otra cosa, es Maruja. Sus ganas de devorar, de exprimir y de sacarle ventaja a una partida -la de la vida- que sobradamente sabe que acabará perdiendo.

3f61a4e5_o

Fotografía de Quim Roser

La curiosidad le ha permitido seguir aprendiendo, no cansarse de descubrir cosas, de preguntar y sobre todo de opinar… Qué peligro, un periodista que opina..¡Vade retro!

Se reinventa cada siete años, lo tiene calculado. Como puede y también como quiere, porque por poder podría haber seguido en El País, su casa durante 30 años; eso sí, sin opinar, convirtiéndose en otro de esos muertos vivientes que, desgraciadamente cada vez más, habitan en las redacciones. El miedo a salir de la zona de confort, la necesidad… Maldito yugo.

Con Maruja Torres hablamos de periodismo, de amores, de guerras, de cine y de personas. Con Maruja se puede hablar de todo, ¿no es esto en sí mismo una rareza deliciosa?

Imaginemos que te ha gustado este programa. Imaginemos que tienes 1 euro. ¿Nos microfinancias?



Autor

Olga Ruiz

Olga Ruiz, Coordinadora de los programas "Cuando éramos periodistas" y "Péinate que viene gente a casa". Directora de www.elextrarradio.com.

Comparte El Extrarradio

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *