Péinate que viene gente a casa

Recibir a gente en tu casa es la mejor forma de demostrarles que son importantes para ti. Conseguir un clima distendido y relajado es imprescindible para que los invitados se sientan cómodos y la entrevista se convierta en conversación y en el mejor de los casos en confidencia.

Si el invitado lo prefiere nos tomaremos café en su rincón preferido o pasearemos por ese parque que le trae buenos recuerdos, lo único importante es que no haya un reloj que determine el tiempo de la charla.

Explicarán lo que ellos quieran y cómo ellos quieran. Yo me limitaré a escucharles y a ofrecerles una copa de buen vino.

Eso sí prometo peinarme para la visita. Olga Ruiz.